Osama Bin Laden abre una shawarmería

Publicado: 10 abril, 2011 de j_Ant_ en Humor, Pájaros del terror

Mientras esperamos nuestro turno, dan las 2:30 de la noche de un sábado cualquiera. El puesto tiene mucho ajetreo por ser noche de botellón. Miramos distraídos como el dependiente atiende a una pareja. Dos shawarmas de pollo, sin aceitunas ni cebolla. Dudan por un momento si pedir salsa picante, pero al final desisten, por consejo del dependiente, de origen probablemente turco o croata.

Por fin Osama tiene un momento para atendernos. Sudoroso y con un delantal manchado en el que se puede leer “Kabab-pum!” sale de la trastienda. Se disculpa por la tardanza, mientras nos sentamos en una mesilla con restos de papel de aluminio y salsa de yogur. “La tienda tiene miucho trabajo los sábados… estiá todo llieno de borrachos. Yo siempre acabo muy cansado, y cuando lliego a casa yo me quiero echar una siesta”, nos cuenta el líder yihaidista con su entrañable acento.

El fundador de la conocida organización Al Qaeda nos explica los motivos de su nuevo oficio. Por motivos de seguridad, no podemos revelar el emplazamiento del establecimiento. “Los infieles cerdos imperialistas me mandarían a sus esbirros del FBI a cerrar el puesto, alegando que no tengo permisos de sanidad. Yo no respondo ante sanidad, sólo ante Alá y la satisfacción de mis consumidores.”

El saudí nos cuenta que los años de aislamiento en las cuevas de Afganistán le llevaron a replantearse un cambio en su estrategia a la hora de practicar la yihad. “Me pasaba el día encerrado en la cueva, comiendo cualquier cosa que me traían entre bombardeo y bombardeo. Pero echaba de menos el embriagador aroma del cordero a la plancha envuelto en pan de pita.” Se replanteó así si su estrategia del terror era correcta a la hora de difundir la palabra del Profeta. “Quizá los atentados suicidas y los coches bomba no eran la forma adecuada de atravesar el corazón de la gente. Bueno, la metralla y los restos de C4 sí que atravesaban sus corazones, pero como eran infieles no iban a disfrutar de la piedad de Alá”. Es así como el talibán se planteó que para llevar el Islam al mundo primero tendría que conquistar sus estómagos. “Nuestros precios son competitivos y nuestra calidad, a pesar de lo que digan los sucios yankis imperialistas, no tiene discusión. Nuestros aromas recuerdan a las vírgenes de la península arábica y nuestros sabores son tan intensos y exóticos como el gas sarín en una mañana de primavera. Si puedo llevar este mensaje a nuestros clientes sus corazones quedarán tan purificados como lo quedan sus estómagos al día siguiente de comer un shawarma completo de cordero con extra de picante.”

Le preguntamos si no teme ser encontrado en un lugar tan público. Nos informa de que guarda una AK47 en la bandeja de la salsa de yogur. Hasta ahora el único problema que ha tenido ha sido un agente de la CIA que llegó de incógnito a comprar un kebab. “El maldito cerdo infiel no sabía que lo teníamos fichado, y que las aceitunas del kebab estaban rellenas de ántrax.”, nos dice entre carcajadas. Ante nuestra expresión de sorpresa y nuestra pregunta de qué pasaría si alguien las comiera por accidente nos dice pensativo que quizá hay aspectos de su nueva estrategia que no están del todo pulidos.

Osama se disculpa de nuevo y vuelve al trabajo, no sin antes regalarnos una lata de Aquarius de naranja para acompañar a nuestro shawarma completo de ternera. Al limpiarnos, nos damos cuenta de que las servilletas están pintadas con la bandera estadounidense. Sin duda otro gesto de la nueva estrategia de este buscado soldado del Corán.

Anuncios
comentarios
  1. Pedruky dice:

    POR DIOOOSS.S.. VAYA RELATOOO ¡

  2. Negro dice:

    A partir de ahora, los kebabs sin aceitunas. Cabrones, por vuestra culpa!

  3. suncoastbreaker dice:

    Eres un grande, chaval. Hace años compraba la revista Maxim; sí esa revista en la que te ponen fotos de tías buenas pero, sinceramente, me la compraba por la sección denominada Glorias Nacionales que escribía un tal Cayetano Pemán del Bosch.

  4. suncoastbreaker dice:

    Simplemente, me meaba. Era una mezcla de descripción irónica y ácida de la biografía de personajes españoles como El Cordobés, VALDANO – a este lo metieron guasonamente aún siendo argentino -, Naranjito – sí, esa ‘mascota’ ridícula del Mundial 82′-,… en definitiva, un humor muy masculino que las mujeres no comprenderán jamás porque nosotros sabemos reirnos inteligentemente de tonterías aún sabiendo que lo son. Dale duro tío.

  5. […] asesinato por parte de un comando especial de EE.UU. de Osama Bin Laden – que por otra parte estaba retirado del terrorismo activo desde hace algún tiempo para regentear su shawarmería – la organización yihaidista Al Qaeda ha decidido fichar a Melendi como su nuevo líder. El […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s